Primera consulta gratuita

Te ayudaremos

Pide cita

Reclamar al Banco Popular: ¿Qué derechos y opciones existen?

La crisis económica vivida recientemente a nivel global, y especialmente en España, durante algunos años tuvo imprevisibles consecuencias a nivel social, financiero y legal. Los años previos al estallido de la burbuja, entidades como el Banco Popular, entre otras, optaron por comercializar productos financieros a pequeños ahorradores con la esperanza de retribuirles interesantes rentabilidades con niveles de riesgo supuestamente inexistente. Ahora, apenas una década más tarde del inicio de ese periodo de recesión, las personas afectadas se preguntan cómo reclamar al Banco Popular que, de hecho, también desapareció como tal y fue comprado por el Banco Santander.

Precisamente esa resolución del Banco Popular dictaminada por un juzgado a mediados de 2017 supuso el inicio de los muchos quebraderos de cabeza que han pasado, y siguen pasando, los afectados: las personas que habían comprado acciones o bonos del Banco Popular veían cómo el dinero que habían depositado en productos financieros de la entidad, con perspectiva de que volviesen a sus cuentas con una rentabilidad, podían perderse por completo.

Las reclamaciones de los ahorradores que adquirieron alguno de estos productos dependen, en buena medida, del tipo de producto al que accediesen. En 2009, tras sucesivas ampliaciones de capital del Popular, la entidad emitió Bonos Convertibles: estos bonos, supuestamente, se convertirían en acciones. Un producto que se vendía como carente de riesgo, con una rentabilidad alta y cuya inversión podía recuperarse, sin pérdidas, cuando el inversor lo requiriese.

Ya en 2012, con Banco Popular presuntamente ocultando sus pérdidas, la entidad ofreció a sus clientes renovar aquellos bonos. Una nueva ronda de emisiones de su supuesto producto financiero de alta rentabilidad garantizada y nulo riesgo.

En su última etapa de operatividad, en 2016, el Banco Popular realizó una nueva ampliación de capital en la que animó a muchos ahorradores a depositar su capital en acciones. Esta ronda, en la que muchos ahorradores todavía confiaron, fue la puntilla a nivel financiero para una entidad que, menos de un año después, se encaminaba a su desaparición tal y como había existido hasta entonces.

Para poder reclamar al Banco Popular hay que tener en cuenta distintos factores relativos a la operación de compra original.

  • Si la compra tuvo lugar en la ampliación de capital del 1 al 20 de junio de 2016, la reclamación será viable: la información publicada en el folleto durante el proceso no era correcta.
  • Antes de ese periodo no hay seguridad total, ya que se debe esperar a realizar cualquier acción judicial.

En Torrijos Abogados podemos ayudarte en la reclamación de bonos convertibles, en la reclamación de acciones de la emisión de 2017 o cualquier otro activo financiero del Banco Popular sea cual sea tu caso. La reclamación irá dirigida a la entidad financiera, e inicialmente se realizará por la vía civil, tanto para personas físicas como para personas jurídicas: es el procedimiento más rápido y práctico para conseguir que el dinero que parecía perdido vuelva al hogar, en vista de que la acción penal, aunque también cabe, es menos práctica para los intereses del cliente.

En esos casos, la demanda se interpone de manera individual a partir de la orden de compra y el extracto de liquidación, para poder solicitar la devolución de las cantidades pagadas en el momento de la compra. Además, gracias a nuestro equipo de abogados expertos en Banco Popular y en derecho bancario, las probabilidades de conseguir una compensación son altas, incluso ya avaladas por sentencias que dan la razón a los accionistas concretos y, por el camino, sientan precedentes favorables a los usuarios.

Nuestro bufete de abogados en Valencia está especializado en este tipo de casos y otros correspondientes a otras ramas del derecho. Si quieres reclamar al Banco Popular, en Torrijos tu caso está en buenas manos.

Reclamar al Banco Popular